jueves, 19 de febrero de 2015

NO LO MATARON, SE SUICIDO

NISMAN SE SUICIDO
FRENTE A LA MUERTE DE UN SER QUERIDO UNO SE PLANTEA LAS POSIBILIDADES MAS CRUELES. O NOS SENTIMOS CULPABLES POR ALGO, O SACAMOS LA RESPONSABILIDAD DE LA PERDIDA PARA AFUERA.
LA FAMILIA DE NISMAN (EX ESPOSA, MADRE E HIJAS) CREEN QUE LO ASESINARON. TODAS LAS PRUEBAS HASTA AQUI INDICAN QUE FUE UN SUICIDIO PERO, MI TEMOR ES QUE LA PRESION SEA TAL QUE "SE DECIDA" QUE FUE UN HOMICIDIO PARA TENER LA MEJOR EXCUSA A FIN DE DESTITUIR A NUESTRA PRESIDENTA.
EN LO PERSONAL SIEMPRE, PERO SIEMPRE PENSE QUE ERA UN SUICIDIO. NISMAN JUGO FUERTE A VOLTEAR A CRISTINA CON UNA DENUNCIA REDACTADA (DE SEGURO) POR STIUSO QUE NO TIENE EL MENOR SUSTENTO, ESTO DICHO POR LOS MEJORES EXPERTOS EN SISTEMAS JURIDICOS.
¿QUE HABRA PASADO? NISMAN ESTABA FUERTEMENTE CUESTIONADO POR LOS FAMILAIRES DE LAS VICTIMAS DE AMIA YA QUE NO AVANZO EN 10 AÑOS CON LA CAUSA Y SIN EMBARGO SEGUIA COBRANDO UNA ABULTADISIMA CANTIDAD DE DINERO, EN VEZ DE INVESTIGAR SEGUIA LAS DIRECTIVAS DEL MOSSAD Y LA CIA QUIENES "DECIDIERON" SI O SI QUE IRAN ERA CULPABLE DEL ATENTADO. NO SE SI LO FUE O NO, PERO NO QUISIERON INVESTIGAR LA PISTA SIRIA Y CUALQUIER COSA, EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO, QUE ACUSE A IRAN, LE VIENE COMO ANILLO AL DEDO A LAS POLITICAS DE EEUU E ISRAEL.
NISMAN Y EL OSCURO STIUSO UN SOLO CORAZON. A STIUSO (POR FIN) LA PRESIDENTA LE PIDIO LA RENUNCIA, UNA DEUDA PENDIENTE DE LA DEMOCRACIA.
NISMAN CREYO O SOSPECHO QUE SERIA RELEVADO DE SU CARGO, ENTONCES LA DENUNCIA. FUE PRESENTADAI LUEGO "DE UN LLAMADO TELEFONICO" AL FISCAL QUE ESTABA DE VACACIONES Y SE VINO INTEMPESTIVAMENTE COMO EL MISMO REDACTO EN MENSAJES DE WHATSAPP.
PERO RESULTA QUE TODO COMENZO A SALIR MAL. EL JUEZ CANICOBA CORRAL CUESTIONO SUS METODOS. LA JUEZA SERVINI DE CUBRIA LE NEGO LA IMPORTANCIA Y POR ESO NO LEVANTO LA FERIA JUDICIAL. PERO LO QUE ES PEOR LA INTERPOL ASEGURO QUE NISMAN MENTIA, JAMAS SE PIDIO DE PARTE DEL GOBIERNO ARGENTINO QUE SE LEVANTEN LOS PEDIDOS DE DETENCION DE LOS IMPUTADOS (ALERTAS ROJOS)
PIENSO QUE NISMAN SE VIO CERCADO Y CREO, CON TODA CONVICCION, QUE "QUIENES LO MANEJABAN" LE SOLTARON LA MANO.
¿QUE IBA A DECIR ENTONCES ESE LUNES EN EL CONGRESO FRENTE AL OFICIALISMO Y LOS MEDIOS, SI TODO SE CAIA A PEDAZOS?
QUIZAS LA POSIBLE PERDIDA DE "PRESTIGIO" (DICEN QUE ERA SUMAMENTE EGOLATRA) Y EL DESCUBRIMIENTO DE SU MENTIRA FUERON MUCHO PARA EL.
DE VERNOS, DESDE DONDE ESTE, DEBERIA ESTAR SATISFECHO POR EL DAÑO PRODUCIDO. POR ESO ES TIEMPO DE FRENAR LA EMBESTIDA. HABLAR CON TODAS LAS PERSONAS CONFUNDIDAS, HABLAR UNA Y OTRA VEZ HASTA QUE ENTIENDAN. IR A APOYAR A CRISTINA EL 1ro DE MARZO. LLENAR LAS CALLES Y LAS PLAZAS. DEMOSTRAR A ESE PODER EN LAS SOMBRAS QUE SOMOS UN PUEBLO ADULTO Y YA NO NOS MANEJAN COMO TITERES. DE LO CONTRARIO, EN EL FUTURO Y CON OTRO PROYECTO QUE NO SERIA MAS QUE EL DE LA DERECHA RECALCITRANTE, VAMOS A PERDER CADA LOGRO, TANTO PARA LOS JOVENES, LOS JUBILADOS, LOS DESEMPLEADOS, LAS MADRES HUMILDES Y LOS NIÑOS.DE SER ASI SE NOS VIENE LA NOCHE COMPAÑEROS/AS, POR ESO HAY QUE APOYAR A CRISTINA COMO NUNCA, APOYAR SU GESTION Y NUNCA BAJAR LA CABEZA NI CALLARNOS CUANDO LOS IGNORANTES O LOS INFAMES PRETENDAN (CON PALABRAS INDIGNAS) MENTIRNOS LA REALIDAD.
TENGAMOS EN CUENTA TAMBIEN QUE UNA VEZ MAS, EEUU PRETENDE PONER FIN A LA UNION LATINOAMERICANA Y LA DIGNIDAD RECONQUISTADA. PRETENDEN VOLTEAR ESTOS GOBIERNOS COMO EN LOS 70, PERO ESTA VEZ SIN TIROS NI FUSILES EN LA CALLE, SIMPLEMENTE CON OPERACIONES MEDIATICAS QUE SEAN CONTUNDENTES Y CON UNA OPOSICION MAYORITARIAMENTE TRAIDORA A LA PATRIA.

domingo, 14 de diciembre de 2014

EL ETERNO RESENTIDO

EL ETERNO RESENTIDO
Ayer cien mil personas participaron del acto en Plaza de Mayo. ¿Que más vamos a comentar? nada, porque aún los que no pudimos ir por razones obvias (yo vivo en Merlo San Luis) disfrutamos de cada momento por televisión.
Me niego a mirar Clarín o La Nación pero esta vez quise comprobar si ellos nombraban a los cien mil y que decían.
En Clarín las mentiras de siempre (no hablaron de cifras) pero  destacaron la noticia con respecto a que Larata está autorizado por un Juez a corroborar los nombres de las empresas que evadieron dinero (???????)
Luego fui a La Nación, inevitable (pese a la repugnancia) leer la nota de este miserable, (el que no olvidemos, visitó los centros clandestinos de detención durante la dictadura) y fue -por acción u omisión- cómplice de la noche más negra que vivió nuestro país.
Dicen que no hay peor persona que el que reniega de sus orígenes, o religión o condición sexual. Y así es, este eterno resentido que miente, e inventa y luego vuelca en papel lo que desde las sombras (cual serpiente venenosa) prepara a fin de difamar.
Como últimamente está de moda le pega a Boudou, con una saña llamativa, y agregando mentiras y sentimientos en nuetra Presidenta como si el fuera su confesor.
Jamás hablando de los procesamientos de Macri, o los tormentos llevados adelante por los militares, ni de los empresarios cómplices del genocidio. Nada de eso, su presa es Cristina, y al comprobar una y otra vez que le será imposible alcanzarla ni destruirla se ensaña en este caso con el vicepresidente.
Pero -me guste o no- el representa esa porción de la sociedad que deplora lo hecho hasta aqui por el Kirchnerismo, esa parte del pueblo que traspasada "por la ideología del patron" desprecia lo popular y considera que los pobres son vagos, los negros también, y que no tienen porque hacerse cargo de las "desgracias ni la salud del otro".
Pero Joaquin Morales Sola representa todo eso y mucho más.
Es una foto que muestra lo contrario al amor, a la solidaridad y al progreso, tal vez por eso mirarla me produce asco, y hoy, ahora, tengo esa sensación que despierta en mi (en casi todos) la maldad y la injusticia.
— 

jueves, 24 de abril de 2014

NO APRENDISTE NADA BRANDONI



"Este es un gobierno dictatorial que deja un desastre para el proximo gobierno" (parte de los infundios de este miserable)

Recuerdo en los 70, más de una vez te vi en las movilizaciones a veces con tu mujer
la actriz Marta Bianchi, desafiando al miserable y genocida proceso militar.
Luego te tuviste que ir, querían matarte. Despues en el gobierno de Raúl Alfonsin hiciste un esfuerzo por la ley de medios, pero no puedieron.
Tal vez toda la miserabilidad de menem y cavallo y clarin y la iglesia e incluso gran parte de la militancia radical que ni salio a bancar el gobierno (como hacemos nosotros, los perucas) y los poderosos de siempre, te resintieron tanto que hoy sos un pésimo contador de la realidad. Tu esquizofrenia, el odio a lo popular, te impiden ver la felicidad actual de este pueblo que hasta el 2003 vivía del trueque, comía en las ollas populares y vagaba humillándose por una changa. Este gobierno que logro que se juzgara a los asesinos (por los cuales tuviste que rajarte del país) y devolvió el dinero a los ahorristas de clase media, y le dio laburo a TODOS LOS ARTISTAS DE TODAS LAS RAMAS, y a los pobres las asignaciones y a los viejos las jubilaciones y abrio las puertas de las grandes y pequeñas empresas para crear 5 millones de nuevos puestos de trabajo.
Esta es PARTE de la realidad que ni ves, ni contas,
NO APRENDISTE NADA BRANDONI, NI SI QUIERA DESPUES DE HABER TERMINADO DE FUNDIR LA ARGENTINA Y RAJAR EN HELICOPTERO, mientras hubo argentinos que caían muertos en las calles por orden (entre otros) del senil e hijo de puta de DelaRua. Y deja de invocar a Raúl Alfonsin, no te le pareces en nada.
Dedicate a lo tuyo, a ACTUAR, eso lo haces muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que actuar significa.

domingo, 16 de marzo de 2014

MORIR EN SAN LUIS (no es tan dificil)

MORIR EN SAN LUIS ……..(no es tan difícil) A vos, Querida Carla

Hay una anécdota que suelo contar porque me conmovió mucho. A poco tiempo de estar aquí (hace 8 años que me mude) yo tenía un pequeño restaurante en Piedra Blanca arriba y por supuesto relación con los hombres y mujeres que trabajaban en el Plan de los Rodríguez Saa limpiando y cuidando la reserva natural, cuya belleza nos rodeaba y pude disfrutar día a día.
Una de esas mujeres (de unos 30 años) venía a diariamente a buscar agua para el mate y solíamos conversar bastante. Una tarde me dice: “Tengo un cansancio!” y yo le respondo “bueno, ahora te vas a tu casa, te tomas unos matecitos y descansas”, para mi asombro responde,  “sucede que hay un acto y no quiero fallarle a papá Alberto”.
¿Puedo explicar  mi conmoción?. Una mezcla de sentimientos,… ternura infinita,  angustia muy grande, y la certeza comprobada cientos de veces, de  cómo manipulan la necesidad y el agradecimiento de los pobres. En realidad lo sienten así, con ese afecto (ayer por Adolfo, luego por Alberto, hoy no sé si tanto por Claudio Poggi). Sucede que los feudales gobiernan hace 30 años…yo diría que mucho más, por lo que los NIC (nacidos y criados) no conocen otra cosa y ante las rutas construidas, algunos barrios (que de verdad se hicieron) y el plan donde se les paga en negro, aman a sus gobernantes, con esa sumisión propia de quienes tienen la cabeza atravesada por la ideología del patrón: -Si no fuera por ellos no tendríamos nada..- piensan
En las últimas elecciones se consiguió que Enrique Ponce (un militante K) abogado, ocupado en derechos humanos, hermano de una desaparecida, accediera al puesto de Intendente. Algo sinceramente impensado  por lo cual militamos mucho. Pero eso es San Luis Capital, y San Luis es mucho más grande que eso, sin contar que los gobernantes le hacen la vida imposible a Enrique,  poniendo palos en la rueda de continuo.
Leo en el muro de Carla Cerquetella, una querida amiga que se vino como yo de Moreno (Buenos Aires) una profunda indignación por la falta de atención en la salud y en la educación. Los docentes aquí no son escuchados y,,, no se olvida que hace algunos años fueron molidos a palos en un paro y movilización.
Con respecto a la salud, tengo un testimonio directo de mi propia vida que literalmente me la salvaron en la provincia de Córdoba. El hospital carece de todo, cuando digo de todo me refiero también a los médicos. Tenemos una clínica que causa espanto, donde mayormente se atienden los jubilados pero aquí NO siempre Pami escucha, y no se permite que entre ninguna otra clínica, ni adhieran médicos queridos y respetados por su calidad profesional y humana.
Que hacemos si nos agarra un ataque al corazón por ejemplo? Hay quienes viven aquí, y disfrutan del lugar pero la salud la ponen en manos de médicos y hospitales cordobeses o mendocinos. Los demás palo y a la bolsa. Nuestro gobierno nacional se ha ocupado mucho del tema sanitario, pero, en esta provincia que ES OTRO PAIS, el gobernador Poggi promueve la salud privada y ninguno de nosotros ignora que es un títere de los hermanitos, y de la senadora proveniente del opus dei.
Se han hecho muchas marchas pidiendo por el hospital, se nos responde que ahora se va a construir uno nuevo (¿???) en vez de mejorar el que esta. Sin embargo no somos tantos los que concurrimos a las marchas, Merlo se ha poblado muchísimo últimamente, pero una gran porción de los porteños que vinieron a radicarse como comerciantes son unos tilingos macristas que junto a los Saa, alimentan en el resto de la población un profundo odio hacia Cristina: contra todo eso debemos luchar.
En oportunidades vemos por la tele o en medios gráficos la miseria en que viven muchos hermanos de otros países, sin embargo en algunos lugares de este nuestro país, hay quienes padecen y yo creo, que debemos sentirlo como propio. Como era eso que decía Martí de sentir en la cara la bofetada que se le da a otro? Yo siento esa bofetada Carla, y sé que vos también, y que millones igual. Esa es la única esperanza, la única, y militar, militar por la vida que es la mejor de las militancias.



sábado, 8 de marzo de 2014

EL ROBO

Cuento Ganador del Primer Premio a Nivel Nacional
en el Concurso Organizado por la Dirección de Cultura
de la Municipalidad de Moreno en el año 1991.-
                                                                   E L   R O B O

Sintió frio en la espalda. Por un momento se paralizo. Luego, lentamente, se dio vuelta. Por un instante le pareció ver una serie de barrotes que en hilera –como soldados fijos- le bloqueaban la salida rayando la luz del sol.
Pero eso no era Devoto. La cárcel había quedado atrás y, por ahora, no pensaba enfrentarse con las ranchadas de cinco, la repartija de yerba y cigarrillos, las visitas más espaciadas de Laura.
Había aprendido, en cuatro años era lógico.
Abrió con habilidad silenciosa la cajita fuerte, verde. –que detrás de la pila de sweaters- había encontrado. Sintió frio. Se dio vuelta y dejando la caja –verde, cuadrada- sobre la mesa de luz, se encamino a la ventana. La cerró. Un golpe leve y seco, inevitable. Recordó al Collie, no era problema; lo había dejado en la cocina devorando toda la carne que para él, saco de la heladera. Volvió tranquilo ahora a la caja. Allí tal lo esperaba, la cantidad de dólares de la que le hablo Matilde.
…………………………
Nunca debiste confiar en una mina rubio, pero claro, sos pichón todavía. Yo te voy a enseñar, deja que yo te voy a enseñar.
…………………………..

Estaban allí, tal lo esperaba, todo el dinero del que le hablo Matilde. Se lo metio en el bolsillo, “un monton de guita” –calculo mentalmente-. Despues, ignorando la caja ya inútil se dirigio a la comoda. “Cajon de la derecha, el tercero”. Las joyas relucían, las metio en el bolso junto con el grabador que rato antes, había quitado de sobre la mesita ratona. Reflexiono. Las saco nuevamente y las apoyo sobre la cama. Con nerviosismo revolvió los cajones hasta encontrar un pañuelo: grande –de cabeza o cuello- hermoso, olor a perfume importado.
…………………………
“Y, tenes que acostumbrarte al olor a meada pibe”.
“Podras vos Revés, también con diez años aquí se entiende, yo no puedo”.
Revés por las patas torcidas, -la izquierda a la derecha, la derecha a la izquierda- parecía. Encima mostrándolas siempre, con las uñas largas y sucias. Dos plantas equivocadas rebotando contra el mosaico de continuo: plif-plaf plif-plaf.
………………………………
Acomodo el pañuelo sobre la cama. En el centro: las alhajas. Las envolvió bajo la luz de la luna que asomándose, las hacía más impresionantes, mas plateadas.  Ahora sí, de nuevo en el bolso. Lástima las pieles –se dijo- son finísimas, pero no podía arriesgarse con tanto bulto y con tanto peso. Debía irse. Tenía todo lo que había venido a buscar. En el bolso: el grabador que había quitado de sobre la mesa ratona, sobre él, las joyas brillantes, guardadas en el pañuelo grande –de cabeza o cuello- con olor a perfume francés. En el bolsillo de su pantalón, los dólares, “como diez palos”.
Se acercó a la ventana otra vez. Espió la calle. Un hombre con gamulan, parado en la vereda, parecía observar la casa.
…………………………….
“Abrir una puerta es lo de menos, lo importante es mantener los nervios adentro, no encender las luces ni quedarse más tiempo del necesario, sobre todo que sea de confianza el que paso el dato –es lo principal-, y un detalle para tener en cuenta: los vecinos, generalmente son los peores enemigos rubio”.
……………………………
Vio al perro lanudo que tirando de la correa obligo al hombre de gamulan  avanzar. Desde un ángulo de la ventana, asomándose apenas, observo como el hombre con pasos irregulares seguía al perro que, de a momentos corría, trotaba, o se detenía de golpe a husmear el pasto. “Todo bien pibe” se dijo.
El Collie entro a la habitación. Se acercaba moviendo su cola peluda, contorneándose cariñosamente. Le toco la cabeza angosta, -un aterciopelado triangulo que se afinaba en la trompa hasta terminar en un hocico negro y húmedo-. Luego, agarro el bolso de sobre la cama. El perro pretendiendo jugar salto varias veces cerca de él y comenzó a ladrar. Ernesto retándolo por lo bajo logro calmarlo. Un silencio momentáneo. Ni bien intento marcharse el perro comenzó nuevamente a ladrar, a saltar sobre sus patas traseras. Pensó en encerrarlo en el baño. Sería peor, seguro. De todos modos fue hasta allí y encendió la luz. Con la puerta entornada no se vería desde la calle.
…………………………….
“Son los detalles mínimos los que te mandan en cana viejo, vos tenes todo organizado y cuando te das cuenta, te están encima porque a un gil que pasaba de casualidad le pareció extraño ver aquella puerta entornada”.
……………………………
Por otro lado si no lo hacía, el perro lo iba a seguir hasta la calle. Sintió que ya no era dueño de la situación. Se metió en el baño y, tras el –suave, juguetón, peludo- el perro. Retrocedió, de un golpe cerró la puerta del baño escuchando como desde adentro el Collie la rascaba. Una sensación fea le nació en el estómago.
……………………….
“Es una de las sensaciones que más me joden Revés, cuando después de la visita entro al cuadro y la puerta se cierra con estruendo”
Un portazo seco, inevitable.
……………………….
Tomo el bolso y se apresuró escaleras abajo. En el primer piso, el animal encerrado aullaba. Abajo, desde el living espacioso, un reloj inmenso dio dos campanadas. Estoy en hora –pensó- Matilde dijo que los sábados hasta las cuatro o cinco no regresan.
Por una de las ventanas titilo el reflejo. Una licuadora roja y blanca que giraba y giraba. Rítmicamente se cerraron varias puertas. Comprobó que eran tres patrulleros. Sintió frio. Se paralizo.
……………………….
“No hay que achicarse en ese momento rubio, el cagaso después en el baño de tu casa, en ese momento la cabeza fría y los pies ligeros, sino: perdes”.
…………………………
Tiro el bolso en algún lado y corrió para la cocina. El perro arriba seguía aullando, -una trompa suave terminada en punta- que se abria lamentándose. Salio al patio. Atravezo las baldosas y piso el pasto fresco. La humedad parecía atravezarle los zapatos, quemarle los tobillos. En el fondo, -alto y blanco- el muro al que debía llegar. La luna desde arriba aparentaba seguirlo, indicarle un sendero sin tropiezos. Se le ocurrio que desde alguna ventanas –iluminadas ahora- varias figuras observaban la escena. Torpemente escucho desde la casa voces y pasos, gritos que ya conocía. Pero nunca mas la ranchada de cinco. En cuatro años había aprendido. Unos metros antes de llegar salto. Un grito en el vacio que no pudo escuchar. La frialdad del borde sin embargo, se acomodo a sus manos. Volvio a brincar en el aire, otro grito. Pudo acomodar medio cuerpo sobre el borde y vio entonces el jardín de la casa vecina. “Un salto mas y ya esta, por lo menos conserve los dólares”, se oyo a si mismo hablando fuerte. Tan fuerte como aquel ruido que, a sus espaldas se mezclaba con los gritos amenazantes. Un ruido fuerte y el golpe doloroso en las costillas.
……………………….
“Ernesto, que no te vea nunca más jugar a la guerra de piedras”. Sonrió.
Medio cuerpo colgado, abajo un jardín se desdibujaba.
Otro ladrillazo ahora, ¿en la cintura?. La semioscuridad lo iba atrapando. Le pareció escuchar la voz de su madre.
“Viste Ernesto, te dije que te ibas a lastimar”.
Si, en la cintura.
Y otro disparo en la espalda. La oscuridad total.
Lo último que hizo fue reír.
Porque nunca más la ranchada de cinco. La repartija de yerba y cigarrillos. Las visitas que nunca más hizo Laura.
Era lógico.
En cuatro años había aprendido.
                                                                      Lorena Cormick.-



                                                               

domingo, 4 de agosto de 2013

MENSAJE PARA ELISA CARRIO, AUNQUE NO SE LO MERECE
Muchos seguramente (y no sin razón) dirán que no vale la pena pero….me canse de tanta mierda y falta de respeto, por eso este domingo le dedico algunos comentarios, Señora.
Atrás quedo aquella mujer que se mostraba denunciando a los corruptos desde el progresismo. Debí hacerle caso en ese momento a su ex esposo que en una cena en el Chaco (tiempo de campaña de la Alianza) ante una pregunta nuestra (¿te imaginas a Lilita Presidenta?) respondió: No, imposible, es muy mala administradora, por ejemplo si no es con champaña no cena! Jeje. Todos nos reímos con la ocurrencia pero en verdad, me sonó un timbre en la cabeza. Después lo que todos ya sabemos: el fanatismo religioso, el picotear (al estilo Bullrich) con un dirigente y otro, denunciar como una profesión, e irse corriendo a la derecha a la cual indudablemente siempre perteneció. O sea, mas allá de su problema psicológico es una mitómana que pudo engañarnos un tiempito.
En esta Argentina de hoy, pujante y feliz, tenemos que soportar a patéticos y canallas “olvidadizos” que fueron parte del desastre del país y hoy, con toda impunidad salen a criticar todos los aciertos del gobierno Kirchnerista. Complicidad, envidia y defensa de los peores intereses le impiden reconocer los valores y triunfos alcanzados que hoy, a la mayoría de los pobladores de esta tierra nos permiten vivir con alegria.
Pero lo suyo francamente es de una indignidad asombrosa. Y no me refiero a la patética alianza con el devaluado Pino Solanas, ni a los guiños que hace a la cámara en TN, o los pronósticos desoladores  que tira con impunidad y que nunca se cumplen. Me refiero a esta atrevida e injuriante frase “La Presidenta me da Asco”.
Señora Carrio, quizás Ud. jamás lea esto, o si, quizas (y ojala) algún chupa culo se lo lleve corriendo para su victimización. Igual quiero decírselo, con todas las ganas y todas las fuerzas, nos ha faltado el respeto a todos lo que votamos y seguiremos votando este Proyecto y a esta mujer asombrosa que es Cristina F. de Kirchner y a quien usted JAMAS le llegara ni a la punta de los dedos del pie. No podemos dejar pasar tanta ofensa. Menos de alguien que no merece una banca,  porque ni va a trabajar y sin embargo cobra un sueldo inmerecido, y se convierte una ladrona que vive de todos nosotros para después hablar de ética.
“Me da asco la Presidenta”, pero quien se cree usted que es para insultar así a la figura máxima de nuestro país elegida por una mayoría del 54% que a ustedes les quita el sueño? ¿Qué clase de DEMOCRATA se animaría a semejante barbaridad? Renuncie a su banca entonces y dedíquese a lo que se dedica hace años, ser una de las más consecuentes actrices del grupo Clarín del que seguro también se “nutre” económicamente, haciéndole además  creer y revalorar  su autoestima, propio de una ególatra en decadencia.
En su infinita paciencia nuestra Presidenta no sale a cortarle la palabra, me parece que podría frente a semejante atropello, pero nosotros, los argentinos de buena leche no se la dejaremos pasar. Creo que cada uno de los que la votamos (o no) pero somos respetuosos de nuestro país debiéramos manifestarnos al respecto.
Dios quiera (ya que es una católica militante) algún día abra los ojos, se mire al espejo y ante la indecencia de su deshonesta  carrera desestabilizadora, se guarde por largo tiempo en cristiana penitencia.
Para terminar no le diré que es usted la que provoca asco, a mí por lo menos usted señora me da una infinita vergüenza.

                                             Lorena Cormick

la foto es de tapa revista Veintitres

domingo, 30 de junio de 2013

EL ROBO (Cuento)

Cuento Ganador del Primer Premio a Nivel Nacional
en el Concurso Organizado por la Dirección de Cultura
de la Municipalidad de Moreno en el año 1991.-
                                                                 

                                        E L   R O B O

Sintió frio en la espalda. Por un momento se paralizo. Luego, lentamente, se dio vuelta. Por un instante le pareció ver una serie de barrotes que en hilera –como soldados fijos- le bloqueaban la salida rayando la luz del sol.
Pero eso no era Devoto. La cárcel había quedado atrás y, por ahora, no pensaba enfrentarse con las ranchadas de cinco, la repartija de yerba y cigarrillos, las visitas más espaciadas de Laura.
Había aprendido, en cuatro años era lógico.
Abrió con habilidad silenciosa la cajita fuerte, verde. –que detrás de la pila de sweaters- había encontrado. Sintió frio. Se dio vuelta y dejando la caja –verde, cuadrada- sobre la mesa de luz, se encamino a la ventana. La cerró. Un golpe leve y seco, inevitable. Recordó al Collie, no era problema; lo había dejado en la cocina devorando toda la carne que para él, saco de la heladera. Volvió tranquilo ahora a la caja. Allí tal lo esperaba, la cantidad de dólares de la que le hablo Matilde.
…………………………
"Nunca debiste confiar en una mina rubio, pero claro, sos pichón todavía. Yo te voy a enseñar, deja que yo te voy a enseñar."
…………………………..

Estaban allí, tal lo esperaba, todo el dinero del que le hablo Matilde. Se lo metio en el bolsillo, “un monton de guita” –calculo mentalmente-. Despues, ignorando la caja ya inútil se dirigio a la comoda. “Cajon de la derecha, el tercero”. Las joyas relucían, las metio en el bolso junto con el grabador que rato antes, había quitado de sobre la mesita ratona. Reflexiono. Las saco nuevamente y las apoyo sobre la cama. Con nerviosismo revolvió los cajones hasta encontrar un pañuelo: grande –de cabeza o cuello- hermoso, olor a perfume importado.
…………………………
“Y, tenes que acostumbrarte al olor a meada pibe”.
“Podras vos Revés, también con diez años aquí se entiende, yo no puedo”.
Revés por las patas torcidas, -la izquierda a la derecha, la derecha a la izquierda- parecía. Encima mostrándolas siempre, con las uñas largas y sucias. Dos plantas equivocadas rebotando contra el mosaico de continuo: plif-plaf plif-plaf.
………………………………
Acomodo el pañuelo sobre la cama. En el centro: las alhajas. Las envolvió bajo la luz de la luna que asomándose, las hacía más impresionantes, mas plateadas.  Ahora sí, de nuevo en el bolso. Lástima las pieles –se dijo- son finísimas, pero no podía arriesgarse con tanto bulto y con tanto peso. Debía irse. Tenía todo lo que había venido a buscar. En el bolso: el grabador que había quitado de sobre la mesa ratona, sobre él, las joyas brillantes, guardadas en el pañuelo grande –de cabeza o cuello- con olor a perfume francés. En el bolsillo de su pantalón, los dólares, “como diez palos”.
Se acercó a la ventana otra vez. Espió la calle. Un hombre con gamulan, parado en la vereda, parecía observar la casa.
…………………………….
“Abrir una puerta es lo de menos, lo importante es mantener los nervios adentro, no encender las luces ni quedarse más tiempo del necesario, sobre todo que sea de confianza el que paso el dato –es lo principal-, y un detalle para tener en cuenta: los vecinos, generalmente son los peores enemigos rubio”.
……………………………
Vio al perro lanudo que tirando de la correa obligo al hombre de gamulan  avanzar. Desde un ángulo de la ventana, asomándose apenas, observo como el hombre con pasos irregulares seguía al perro que, de a momentos corría, trotaba, o se detenía de golpe a husmear el pasto. “Todo bien pibe” se dijo.
El Collie entro a la habitación. Se acercaba moviendo su cola peluda, contorneándose cariñosamente. Le toco la cabeza angosta, -un aterciopelado triangulo que se afinaba en la trompa hasta terminar en un hocico negro y húmedo-. Luego, agarro el bolso de sobre la cama. El perro pretendiendo jugar salto varias veces cerca de él y comenzó a ladrar. Ernesto retándolo por lo bajo logro calmarlo. Un silencio momentáneo. Ni bien intento marcharse el perro comenzó nuevamente a ladrar, a saltar sobre sus patas traseras. Pensó en encerrarlo en el baño. Sería peor, seguro. De todos modos fue hasta allí y encendió la luz. Con la puerta entornada no se vería desde la calle.
…………………………….
“Son los detalles mínimos los que te mandan en cana viejo, vos tenes todo organizado y cuando te das cuenta, te están encima porque a un gil que pasaba de casualidad le pareció extraño ver aquella puerta entornada”.
……………………………
Por otro lado si no lo hacía, el perro lo iba a seguir hasta la calle. Sintió que ya no era dueño de la situación. Se metió en el baño y, tras el –suave, juguetón, peludo- el perro. Retrocedió, de un golpe cerró la puerta del baño escuchando como desde adentro el Collie la rascaba. Una sensación fea le nació en el estómago.
……………………….
“Es una de las sensaciones que más me joden Revés, cuando después de la visita entro al cuadro y la puerta se cierra con estruendo”
Un portazo seco, inevitable.
……………………….
Tomo el bolso y se apresuró escaleras abajo. En el primer piso, el animal encerrado aullaba. Abajo, desde el living espacioso, un reloj inmenso dio dos campanadas. Estoy en hora –pensó- Matilde dijo que los sábados hasta las cuatro o cinco no regresan.
Por una de las ventanas titilo el reflejo. Una licuadora roja y blanca que giraba y giraba. Rítmicamente se cerraron varias puertas. Comprobó que eran tres patrulleros. Sintió frio. Se paralizo.
……………………….
“No hay que achicarse en ese momento rubio, el cagaso después en el baño de tu casa, en ese momento la cabeza fría y los pies ligeros, sino: perdes”.
…………………………
Tiro el bolso en algún lado y corrió para la cocina. El perro arriba seguía aullando, -una trompa suave terminada en punta- que se abria lamentándose. Salio al patio. Atravezo las baldosas y piso el pasto fresco. La humedad parecía atravezarle los zapatos, quemarle los tobillos. En el fondo, -alto y blanco- el muro al que debía llegar. La luna desde arriba aparentaba seguirlo, indicarle un sendero sin tropiezos. Se le ocurrio que desde alguna ventanas –iluminadas ahora- varias figuras observaban la escena. Torpemente escucho desde la casa voces y pasos, gritos que ya conocía. Pero nunca mas la ranchada de cinco. En cuatro años había aprendido. Unos metros antes de llegar salto. Un grito en el vacio que no pudo escuchar. La frialdad del borde sin embargo, se acomodo a sus manos. Volvio a brincar en el aire, otro grito. Pudo acomodar medio cuerpo sobre el borde y vio entonces el jardín de la casa vecina. “Un salto mas y ya esta, por lo menos conserve los dólares”, se oyo a si mismo hablando fuerte. Tan fuerte como aquel ruido que, a sus espaldas se mezclaba con los gritos amenazantes. Un ruido fuerte y el golpe doloroso en las costillas.
……………………….
“Ernesto, que no te vea nunca más jugar a la guerra de piedras”. Sonrió.
Medio cuerpo colgado, abajo un jardín se desdibujaba.
Otro ladrillazo ahora, ¿en la cintura?. La semioscuridad lo iba atrapando. Le pareció escuchar la voz de su madre.
“Viste Ernesto, te dije que te ibas a lastimar”.
Si, en la cintura.
Y otro disparo en la espalda. La oscuridad total.
Lo último que hizo fue reír.
Porque nunca más la ranchada de cinco. La repartija de yerba y cigarrillos. Las visitas que nunca más hizo Laura.
Era lógico.
En cuatro años había aprendido.
                                                                      Lorena Cormick.-